El periódico digital del futuro

Padres de Elisa y Joel perdonan a policías

Santo Domingo Este.- La tarde de este Viernes Santo se realizó el sepelio de Elisa y Yoel en el cementerio Cristo Salvador, en el municipio Santo Domingo Este, donde asistieron los padres de las víctimas, familiares, amigos, compañeros y vecinos de la región.

Dolor y pesar se extendía durante la ceremonia de quienes calificaron como una pareja ejemplar y admirada por quienes los conocían, ya que eran muy dedicados al servicio a los demás y a predicar del amor de Dios.

Ambos padres de las víctimas hablaron en la ceremonia y agradecieron la solidaridad recibida por el del presidente de Luis Abinader, así como de las distintas instituciones y personas que dicen ni siquiera conocían antes de que ocurriera la tragedia en que ambos jóvenes perdieron la vida, sin embargo mostraron su apoyo ante los mismos.

“Si hay que irle a predicar a la cárcel vamos, pero que los apresen, queremos que se haga justicia, que esto no se quede impune; fue a dos personas buenas que nos quitaron, y que Dios que los perdone por lo que hicieron”, eran parte de las consignas que se escuchaban durante el funeral.

En el acto solemne realizado previo a la sepultura en varias carpas que cubrían a los presentes del caliente sol, la vicealcaldesa del Ayuntamiento de Santo Domingo Este, Ángela Henríquez; y el pastor Dioris Anselmo Astacio (Dío Astacio), enlace de las iglesias evangélicas ante el Poder Ejecutivo, se solidarizaron con los parientes y pidieron que la justicia accione conforme amerita las circunstancias.

Un hecho que consternó a todo el país

El país se estremeció la mañana del pasado miércoles cuando salió la noticia de que en una alegada confusión al menos seis agentes de la Policía Nacional pertenecientes a la dotación de Villa Altagracia habían ultimado la noche del martes a una pareja de esposos cristianos con casi dos meses de casados.

El hecho ocurrió cuando la pareja regresaba hacia su residencia, en Sabana Perdida, Santo Domingo Norte, tras haber asistido a un culto religioso.

Quizá te interese leer:  Vicepresidente Raquel Peña sigue de cerca aplicación de segunda dosis contra el Covid-19

Los detalles indican que la patrulla policial actuante daba seguimiento a un vehículo marca Kia K5, color blanco, de unos supuestos delincuentes, cuando dieron por hecho que el automóvil en que se desplazaba la pareja junto a otras dos personas (quienes se encuentran con vida), era un grupo de delincuentes que huía tras haber realizado un asalto en Bonao.

La confusión hizo que los agentes policiales emprendiera a tiros en contra del vehículo de la pareja sin  sin hacerle señales de alto, ni haber recibido ningún tipo de agresión.

El hecho despertó un sentimiento de indignación y consternación en todo el país, hasta en el presidente de la República, Luis Abinader, quien convocó una rueda de prensa el pasado miércoles en el Palacio Nacional en la que se pronunció acerca de lo ocurrido.

“En este gobierno la vida humana es sagrada, y no vamos a tolerar que la violencia nazca de las propias fuerzas que deban combatirlas. Quiero dejar claro también que la dureza de mis palabras es un aviso y una advertencia a todos y a todas”, dijo el mandatario.

Además, en la calificó como desmedida la acción policial y ordenó la inmediata cancelación de los uniformados  involucrados y ofreció solidaridad a los parientes de las víctimas.

En ese sentido, las redes sociales fueron invadidas con mensajes de indignación y detractaban a la Policía Nacional, además de acusarla de haberse excedido y haber “asesinado” a los religiosos sin ninguna razón.

Posteriormente, la institución anunció la suspensión de los agentes involucrados en el hecho: el sargento Domingo Perdomo Reyes, los cabos Norkys Rodríguez Jiménez y Ángel de los Santos, el segundo teniente Victorino Reyes Navarro y los rasos Juan Manuel Ogando Solís y Anthony Castro Pérez.

El mismo día el director de la Policía Nacional, mayor general Edward Sánchez González, se solidarizó con las familias afectadas, así como con la comunidad evangélica, además de expresar que se había iniciado una investigación sobre el hecho.

Quizá te interese leer:  Ofrecen detalles de armas incautadas en oficina de Abel Martínez

“Nuestra institución lamenta profundamente el incidente, se solidariza con las familias y con la comunidad evangélica nacional a la cual estos pertenecían. Inmediatamente se ordenó una investigación y Asuntos Internos y la Inspectoría General, de la mano con el Ministerio Público, cuidando el debido proceso están haciendo las pesquisas que darán al traste con el esclarecimiento de este hecho”, expresó Sánchez.

En la misma rueda de presa en que salió a la luz el nombre los agentes policiales, se daba a conocer la destitución del comandante de la dotación policial de Villa Altagracia, coronel César Martínez Lora.

Acerca de Martínez Lora, se supo que en 2012 había sido expulsado de las líneas de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) por supuestamente negociar con drogas incautadas mientras se desempeñaba como inspector de ese cuerpo en San Pedro de Macorís, además de no hacer reportes de la ocupación de las mismas.

El Ministerio de Interior y Policía informó la mañana del jueves que había cancelado a los agentes actuantes en el doble homicidio.

En horas de la tarde del mismo día se inició el velatorio de la pareja en la Funeraria Blandino de la avenida Sabana Larga, en Santo Domingo Este, mismo al que asistieron cientos de personas a expresarle condolencias a los familiares, y posteriormente enterrados la tarde de este Viernes Santo en el cementerio Cristo Salvador del referido municipio.

Este viernes se informó, además, que el conocimiento de las medidas de coerción del grupo de policías implicados en lo ocurrido se realizará el próximo miércoles en el municipio Villa Altagracia.

Asimismo, el Ministerio Público está solicitando un año de prisión preventiva contra los acusados y que el caso sea declarado complejo.

¿Qué opinas de esta noticia?
Loading...