El periódico digital del futuro

Sacerdote italiano anuncia en plena misa que deja el sacerdocio porque se enamoró

Italia.- En una misa llevada a cabo en la ciudad de Todi, provincia Perugia, Italia, un sacerdote italiano, además de realizar la homilía hizo un importante anuncio: dejaba la sotana porque se había enamorado.

“Estoy enamorado y quiero vivir este amor sin sublimarlo, ni alejarlo”, expresó el sacerdote Riccardo Ceccobelli, de 41 años, a los filigreses que se presentaron ese día en la iglesia Massa Martana.

Agregó “Mi corazón se enamoró, nunca he traicionado las promesas que hice, pero quiero intentar vivir este amor. No logro ser coherente, transparente y correcto con la Iglesia como lo he sido hasta ahora”.

Sacerdote italiano anuncia en plena misa que deja el sacerdocio porque se enamoró

En el escenario estuvo presente el obispo Gualtiero Sigismondi, quien solo pudo agradecer al católico por sincerarse con todos.

Lee esta noticia:  Dramático desembarco de indocumentados en Puerto Rico

“Agradezco a Don Riccardo todo el servicio prestado hasta ahora. Y en primer lugar, le envío mis más sinceros deseos para que esa decisión, tomada en plena libertad como él mismo me dijo, le garantice la paz y la serenidad”, le expresó el obispo.

El corazón del católico fue conquistado por una enfermera catequista de 26 años, informó Cecccobelli en una entrevista a un medio italiano.

Sacerdote italiano anuncia en plena misa que deja el sacerdocio porque se enamoró

“Nosotros nos conocemos desde hace 4 años, porque yo fui el párroco de Massa Martana por seis años y nos conocimos en la parroquia. Pero fue desde septiembre algo en mí cambió para siempre” afirmó.

Asimismo dijo “Yo empecé a sentir una emoción dentro de mí, pero al principio yo hice todo lo que pude para mantener la situación bajo control, yo esperaba que ella se encontrara un novio, pero cada día que pasaba, me sentía más y más enfermo”.

Lee esta noticia:  Irán pide reconocer como «genocidio» los crímenes de Israel contra Palestina

Contando su historia agregó que “Una noche yo necesité urgentemente llamarla por teléfono. Yo no podía dormir si no escuchaba su voz. Cuando ella me contestó, yo dije, ‘hola, hola, soy yo’, e inmediatamente yo sentí un bienestar y una paz dentro de mí. Me dormí. El 1 de enero yo presenté mi dimisión a la parroquia”.

Ver Video

¿Qué opinas de esta noticia?
Loading...