El periódico digital del futuro

¿Qué es una dieta equilibrada?

Tener una dieta equilibrada y balanceada, es una de las mayores luchas que han sostenido nutricionistas, médicos y especialistas de la salud por décadas.

Dice Carlos Arguiñano, uno de los chefs más famosos de España y del mundo que debemos: “Comer poco de mucho y mucho de nada”.

El simpático cocinero que alegra las mañanas de millones de personas en el mundo entero con sus sencillas recetas, es un gran defensor de la dieta equilibrada.

Para Arguiñano y para otros especialistas de la alimentación, comer de todo y en pequeñas cantidades, nos hace más sanos y fuertes.

Además de ampliar nuestra cultura palatina y gustativa, comer balanceado, nos aporta todos los beneficios de varios grupos alimenticios.

Al reducir las porciones y aumentar la variedad, estamos consumiendo mucho de los beneficios y poco de los detrimentos.

En una época en la que el fitness y la figura parece tomar protagonismos, el consumo de alimentos parece estar en la palestra mundial.

No solo en los países desarrollados, sus pobladores se preocupan por su alimentación. En los países de menor desarrollo, la obesidad y la malnutrición escala posiciones como un problema de salud pública.

Esta situación se presenta con especial preocupación en los niños. La obesidad infantil, es uno de los temas que más preocupa a los especialistas en el mundo.

A pesar que el concepto de dieta equilibrada está relativamente difundida, aún existen muchas lagunas de información.

Empecemos por comprender qué es una dieta equilibrada y por qué debemos ponerla como una meta en nuestra vida.

¿Qué es una dieta equilibrada?

Una dieta equilibrada: Derrumbando mitos

Existen muchos mitos en relación a lo que significa una dieta equilibrada. 

Algunos pseudo-especialistas en nutrición, han expandido su influencia en redes sociales, sembrando mitos que han quedado en la conciencia colectiva.

Algunos de estos mitos, le han hecho mucho daño a la alimentación global, lo que se ha unido a una estupenda estrategia de marketing de la industria de golosinas y un desenfreno consumista nunca antes visto.

Tratemos de evaluar algunos de los mitos más difundidos.

Quedar con hambre después de cada comida

El ser humano como cualquier animal de la tierra, come como un medio de obtención de energía y como combustible de sus actividades diarias.

Miles de “nutricionistas” sin acreditación, han difundido la errada concepción de que nunca se debe saciar el hambre con cada comida.

Si el cuerpo humano no sacia sus necesidades de alimento, la buscará a como dé lugar.

Entonces, si tras una comida, el hambre no se ha saciado, pronto veremos a comensales asaltando neveras o comiendo snacks hipercalóricos que le ayuden a paliar la sensación de hambre.

Lechugas como almuerzo

Las hojas verdes son una de las mayores fuentes de vitaminas, hierro, minerales y antioxidantes naturales.

Sin embargo, el contenido de agua de estos vegetales, hacen que se procesen de manera mucho más rápida en el organismo, lo que acelera la necesidad de alimentos.

Dietas cetogénicas

Este tipo de dietas elimina el consumo de carbohidratos y lo sustituye por ingestas proteicas y grasas en cantidades ilimitadas.

El precepto que mueve a los promotores de las dietas cetogénicas, es que eventualmente todo el alimento se transforma en glúcidos y carbohidratos. Por lo tanto no se deben consumir artificialmente.

Lo que no parecen evaluar los defensores de estas dietas, es que los alimentos ricos en hidratos de carbono, tienen otros elementos fundamentales en la alimentación.

La fibra que proveen los derivados de cereales o las cadenas de flavonoides que aportan ciertos dulces, son eliminadas del sistema y pronto el cuerpo pasa la factura.

Dietas frutales

En el otro espectro de la falsa concepción del cuidado corporal, aparecen los “gurús” que recomiendan dietas basadas exclusivamente en el consumo de ciertas frutas como única fuente alimenticia.

Dietas de plátanos, manzanas, frutas tropicales y otros tipos, eliminan de la ingesta las proteínas, grasas mono y poliinsaturadas, aminoácidos y otros elementos necesarios para la vida.

Dietas frutales

Vegetal bueno, carne mala

A pesar que los alimentos de origen vegetal tienen la completa capacidad de proveer todos los grupos alimenticios, la satanización de la carne no es del todo correcta desde el punto de vista nutricional.

Las proteínas vegetales, son tan valiosas como la proteína animal. Sin embargo, para que se activen las cadenas proteicas de las legumbres u otros vegetales, deben combinarse. 

Las cadenas de proteínas de los vegetales necesitan asociarse con las cadenas que aportan los cereales para poder tener un efecto beneficioso.

El ser humano es capaz de sobrevivir y tener un desarrollo perfectamente normal con una dieta exclusivamente vegetariana. No obstante se debe tener conocimiento del aporte nutricional y las combinaciones necesarias para que puedan activarse.

Suplementos alimenticios

Como hemos dicho, el la nutrición no todo es blanco o negro. Más bien, el desarrollo de una dieta equilibrada se mueve en una escala multicolor muy diversa.

Los suplementos alimenticios no son ángeles ni demonios. Su eficiencia y beneficios debe ser prescrita exclusivamente por un profesional de la salud.

Cada cuerpo es un universo diferente y es por ello que no todos los suplementos alimenticios son ideales para todos.

Aunque las campañas de publicidad sean muy agresivas y deportistas muy famosos digan que son el secreto de su tonificado cuerpo. Debemos consultar con un especialista antes de iniciar la ingesta de cualquier tipo de suplemento alimenticio.

Suplementos alimenticios

Dietas universales

Las dietas no son recetas universales o panaceas para todos. 

Dietas populares y de libre acceso, no son saludables para todos. Las dietas son como trajes a la medida que se prescriben por profesionales.

Estos expertos antes de diseñar un plan alimenticio, evalúan las condiciones particulares de cada quien.

Análisis de sangre, de niveles de químicos corporales, masa y volumen muscular, así como un estudio del estilo de vida de cada paciente, son hechos con anticipación.

Es por ello, que antes de iniciar una dieta, debes consultar con un médico nutricionista o un especialista en nutrición certificado.

¿Qué es una dieta equilibrada?

Dieta equilibrada, la panacea

La única manera de tener un remedio universal y perfecto para tu salud, es tener una dieta equilibrada.

Debes comer un poco de todos los grupos alimenticios, sin restricciones y restringir los alimentos procesados e industriales.

Consumir más frutas y vegetales, carnes magras y grasas naturales. Combinar en un solo plato al menos tres grupos alimenticios por cada ración.

En tu plato, siempre debe haber una fuente de proteínas (animal o vegetal), una fuente de carbohidratos, frutas y vegetales.

Sustituye una bebida carbonatada por un jugo de frutas o incluso hasta una copa de vino. 

Cuidate de la bollería industrial y de las golosinas. Los snacks hiper salados y de bolsa, son menos saludables que los menos procesados.

Ten presente una máxima alimenticia: Si viene en bolsa listo para comer, probablemente no sea muy saludable. 

Cocina más y come más variado, entrégate al placer de cocinar tus propios alimentos y verás que pronto tu cuerpo cambiará a esa figura que tanto deseas. 

Si te interesa conocer más sobre la alimentación sana, una dieta equilibrada no dejes de entrar en nuestra sección salud y para las recetas más saludables, entra en yosper delicias.

 

Quizá te interese leer:  Países de África y sus capitales
¿Qué opinas de esta noticia?
Loading...