El periódico digital del futuro

Los cuatro pilares de la educación

Los cuatro pilares de la educación, son los fundamentos de la instrucción formal y el aprendizaje en cualquier nivel, edad y especialización.

Este es un precepto universal que se aplica en cada nivel de la educación desde la preescolar hasta la universitaria.

Pero, no solo incluye a la educación formal y académica. Los cuatro pilares de la educación se abren a un ámbito más amplio e integral.

Se deben incorporar en la vida diaria, la crianza de nuestros hijos, empleados, amigos y relacionados.

Sin los cuatro pilares de la educación, toda instrucción carece de una base sólida sobre la cual fundarse y construir un futuro.

Aunque es un concepto relativamente nuevo, fundamenta un precepto universal, muy antiguo y que han desarrollado maestros y mentores desde hace siglos.

El ensayo de Jacques Delors, titulado “Los cuatro pilares de la educación”, fue publicado en el año 1996.

Delors, fue presidente de la Comisión Europea y su experiencia fue una de las bases de la creación de la Unión Europea.

Este miembro del partido socialista francés, ha dedicado su vida a la educación y el desarrollo del sistema educativo en Francia y en el resto de Europa.

Los cuatro pilares de la educación, significó un cambio radical en el paradigma pedagógico que se había hecho hasta la fecha de su publicación.

El modelo cognitivo, de estímulo respuesta y que exigía la memorización de datos inútiles para los estudiantes, fue cambiado radicalmente.

pilares de la educación

¿En qué consisten los cuatro pilares de la educación?

Los cuatro pilares de educación se refieren a las cuatro aptitudes que deben adquirir los estudiantes al final de cada ciclo educativo.

La educación como una preparación para la vida, es uno de los fundamentos principales de los cuatro pilares de la educación.

Veamos cada uno de estos conceptos de una manera integral y sistémica.

Según los cuatro pilares de la educación, cada ciclo debe preparar al alumno para:

Aprender a conocer

Aprender a conocer, está establecido como el primero de los cuatro pilares de la educación. 

Este primer concepto dicta que  la educación no debe limitarse a transmitir contenidos o conocimientos desarrollados por terceros. Discrepa de la memorización de datos inconexos como un buen método de enseñanza.

El alumno debe aprender a construir un conocimiento propio, que le servirá para toda su vida. Aprenderá a fijar una postura crítica ante la vida, la educación y los valores que se le trate de imponer en su vida.

Desde la primera infancia, se le debe enseñar al niño a pensar, a construir una fuente de conocimiento válida y que absorba la esencia del conocimiento.

El primero de los cuatro pilares de la educación, enseña a pensar, a desarrollar un pensamiento crítico y a cuestionar todo lo que le rodea. Los sistemas educativos, no deben ser fábricas de graduandos, sino cunas del pensamiento.

Aprender a hacer

El segundo de los pilares de la educación, es aprender a hacer.

Un conocimiento meramente teórico no basta para desarrollar el máximo de las aptitudes de los estudiantes.

Deben ver y poner en práctica lo aprendido de manera viva, real y tangible. 

Los maestros y las escuelas deben promover el aprendizaje de los fundamentos teóricos de cada disciplina. Pero, al mismo tiempo, deben ser centros de apoyo práctico y que cada estudiante sepa el fin de lo aprendido.

Se le deben enseñar herramientas, técnicas, éticas y filosofías sobre cada uno de los conocimientos adquiridos. Se les enseña a trabajar, construir y en definitiva, a mejorar el mundo que heredarán.

Este es uno de los cuatro pilares de la educación más útiles para la vida adulta de todo niño. Le enseña independencia, aptitudes, actitudes y le proporciona un medio de subsistencia en el “mundo real” fuera de la escuela.

Aprender a ser

Dentro de los cuatro pilares de la educación, se establece la enseñanza de cada estudiante como un individuo.

Es decir, el maestro y la escuela, no solo debe circunscribirse a la enseñanza de conocimientos teóricos o prácticos. Debe enfocarse también en la educación para la vida, con valores y perspectivas.

Se le deben dar al niño las herramientas para formarse como un individuo, seguro y orgulloso de su cultura, estilo de vida, herencia y entorno.

Esto se supone que creará un individuo con mayor seguridad en su ser, identidad y herencia. Solo así podrá desarrollarse de manera plena y constructiva.

La educación, no solo debe respetar la individualidad de cada estudiante, sino que debe fomentarla.

Debe enseñar a desarrollarse desde una base de identidad y que no pueda ser usado como escudo ni como diana en el resto de su desarrollo individual. Aprendiendo a reconocerse, aceptarse y valorarse, se supone que se creará desde la escuela a individuos empoderados, fuertes y seguros.

pilares de la educación

Aprender a vivir con los demás

El último, pero no menos importante de los cuatro pilares de la educación, es aprender a vivir con los demás.

Cada estudiante vive enmarcado dentro de una sociedad llena de otros individuos. No se trata de adaptarse a la sociedad, sino construir una sociedad de respeto a los demás, a la individualidad y a la herencia de cada persona.

El otro como una fuente de aprendizaje y de unión y no como “distinto”, es el objetivo de este pilar tan importante.

La discriminación, segregación y opresión se generan a partir de la ignorancia y la negación del otro. Por ello, aprender a vivir a los demás, no solo implica aceptarlos sino absorberse mutuamente de conocimientos y vida.

En un mundo multicultural, multireligioso, multiracial y multisexual, la vida individual se ha valorado más que la adaptación ominosa y de supremacía.

Lo heterogéneo como lo ideal es parte de la enseñanza a vivir con los demás.

Importancia de los cuatro pilares de la educación

Los cuatro pilares de la educación, se han aplicado en muchos sistemas educativos en el mundo entero. No solamente en Europa sino en escuelas de Asia, África, América y Oceanía.

Los resultados tras una generación educada bajo los cuatro pilares de la educación, ha sido la de individuos más humanos, abiertos y críticos.

La formación de seres humanos más individuales, capaces, seguros y socialmente responsables, es el objetivo de los cuatro pilares de la educación.

Si quieres conocer más sobre nuestro sistema educativo y el acontecer diario de nuestros jóvenes, maestros y niños, entra en nuestra sección República. Ahí encontrarás lo último y más destacado del acontecer nacional.

Quizá te interese leer:  Aceites naturales para el cabello maltratado
¿Qué opinas de esta noticia?
Loading...