El periódico digital del futuro

La Batalla del 30 de marzo

República Dominicana es un país ubicado en la isla La Española, en el Mar Caribe; donde comparte territorio con Haití. Es uno de los miembros de las Antillas, y está conformado por una superficie de más de 48.000 kilómetros cuadrados.

Actualmente, el turismo es la principal fuente de ingresos del país; sin embargo, estas tierras también han sido el escenario de múltiples invasiones. Las cuales, no se vieron finalizadas completamente con la Batalla del 30 marzo, que selló el fin de la invasión haitiana.

La Batalla del 30 de marzo

Antecedentes de la Batalla del 30 de marzo

Las causas de la Batalla del 30 marzo, fueron principalmente, la necesidad de libertad del pueblo dominicano. En primer lugar, esta isla fue la primera tierra que Cristóbal Colón descubrió en su llegada a América en el año 1492. De allí que, se convirtió en la primera colonia del yugo español en territorio americano.

La Batalla del 30 de marzo

Como ocurrió en otras colonias españolas, la esclavitud fue un aspecto trascendental y marcado; además, de la interacción y mestizaje que surgió entre aborígenes, esclavos africanos y colonizadores españoles. Posterior a esto, la isla fue dividida en dos (Haití y Dominicana); siendo la primera de ellas, una colonia del imperio francés.

En un movimiento liderado principalmente por José Núñez de Cáceres, la isla dominicana logra la independencia del dominio español en el año 1821. Convirtiéndose, en un estado independiente y con un futuro que parecía prometedor.

La Batalla del 30 de marzo

Dominación haitiana: 1822 – 1844

Sin embargo, la historia tenía preparado otros planes para la nación. A poco más de un año, de la declaración de independencia de la colonia española, en el año 1822, se inicia la invasión haitiana; de manos, de los vecinos de la isla.

El propósito de los haitianos, era convertir a la isla La Española, en un solo territorio; del cual, ellos serían los dueños y gobernantes. Si bien es cierto, el gobierno haitiano abolió la esclavitud e implementó nuevas prácticas políticas y económicas; también, buscaba frenar el crecimiento cultural de los dominicanos.

Para ello, prohibió el uso del idioma castellano, implantó el cobro de impuestos a los dominicanos y, además, divulgó las diferencias raciales entre los miembros de la sociedad. De manera tal, que las personas de color del lado dominicano, eran las más afectadas con las medidas del presidente haitiana Jean Pierre Boyer.

Proclamación de la Independencia: 27 de febrero de 1844

Pero esto no se quedaría así, el movimiento libertador comenzaba a tomar gran auge entre la sociedad; La Trinitaria fue el principal grupo de activistas en pro de la independencia, liderados por Juan Pablo Duarte, Ramón Mella y Francisco del Rosario Sánchez.

Estos liberales independentistas, fueron sembrando entre sus allegados el sentir de la necesidad libertadora; de esta manera, no sólo se hicieron más comunes las actividades sociales y las reuniones clandestinas en contra del régimen. Sino que también, este movimiento tuvo un fuerte impacto cultural, con la promoción de obras teatrales, en donde la gesta independentista era la temática principal.

Finalmente, la ansiada independencia llegó y fue proclamada el 27 de febrero de 1844. Este hecho, fue importante antecedente de la Batalla del 30 de marzo del mismo; y marcó un acontecimiento histórico para toda la nación y el nacimiento de una nueva República.

Quizá te interese leer:  Aceite de almendras para el cabello, beneficios y cómo usarlo

Batalla del 19 de marzo de 1844

Días después de la declaración de independencia, se llevó a cabo la primera de las batallas por la consolidación de la Primera República. Se llevó a cabo en la localidad de Azua de Compostela, y en ella, el ejército dominicano con unos 2.500 soldados; se enfrentó al dominio haitiano con un conglomerado de 10.000 hombres armados.

El ejército dominicano, estuvo al mando de Pedro Santana y marcó un importante precedente para las futuras batallas; todas ellas, tenían como único objetivo, la invasión nuevamente de la colonia haitiana. Sin embargo, los dominicanos mostraron su temple y poderío, al enfrentarse a un ejército más grande y con mejor equipamiento militar.

Personajes destacados de la Batalla del 30 de marzo

Tan sólo 11 días después de esta batalla, se inició un nuevo combate entre haitianos y dominicanos. En esta contienda, conocida como la Batalla del 30 de marzo, fueron varios los personajes que destacaron y que firmaron su permanencia, en la historia de la República Dominicana. Algunos de los protagonistas, de esta batalla fueron:

La Batalla del 30 de marzo

José María Imbert

Nacido en el año 1798, José María Imbert fue un militar de origen francés; que defendió los ideales independentistas de los dominicanos. Fue designado como lugarteniente, por el entonces gobernador del Cibao, Matías Ramón Mella; de esta forma, se convirtió en el líder de la ofensiva militar de esta localidad, logrando ganar la batalla contra el haitiano Jean Louis Pierrot.

Pedro Mena

Por su parte, Pedro Mena fue de gran importancia para la Batalla del 30 de marzo de 1844, tras conseguir un importante número de donativos y colaboraciones económicas. Las cuales, fueron utilizadas para proporcionar al ejército de los implementos necesarios para librar la batalla.

Matías Ramón Mella

Matías Ramón Mella nació en 1816, este militar y político de origen dominicano; fue uno de los precursores de la independencia del país. Es considerado como uno de los personajes destacados de la Batalla del 30 de marzo, tanto por su participación en la preparación del ejército; como en su liderazgo durante la batalla. Durante este acontecimiento, también ejerció como gobernador de Santiago.

Otros personajes

Una batalla de tanta envergadura, tuvo a muchos hombres en sus escenarios; todos ellos, fueron de gran importancia para lograr el éxito y evitar así, la dominación haitiana sobre el pueblo dominicano. Otros personajes destacados, en esta batalla fueron:

  • Ramón Santana.
  • Criprián Mayol.
  • Ramón Franco Bidó.
  • Francisco Antonio Salcedo.
  • Lorenzo Mieses.
  • Fernando Valerio López.
  • Toribio Ramírez.
  • Dionisio Mieses.
  • Marcos Trinidad López.

Las mujeres y la Batalla del 30 de marzo de 1844

En esta época, la participación de las mujeres en las actividades sociales y políticas no era muy común; este trabajo, estaba apartado únicamente para los hombres. Quienes se educaban y capacitaban, para enfrentar las adversidades y batallas del momento. Sin embargo, en la Batalla del 30 de marzo de 1844, las mujeres tuvieron un gran impacto.

Quizá te interese leer:  Paracetamol ¿Para qué sirve?

Si bien es cierto, estas mujeres no tenían permitido luchar activamente en la batalla; estas desarrollaban otras actividades, que le permitían colaborar arduamente para lograr el objetivo. Algunas de ellas, servían como enfermeras para los heridos o aguadoras, que mantenían al ejército en las condiciones óptimas para continuar batallando. Entre las mujeres más destacadas, en esta gesta independentista se encuentran:

  • Juan Trinidad “Saltitopa”.
  • María Trinidad Sánchez.
  • Petronila Gau.
  • Concepción Bona.

Desarrollo de la Batalla del 30 de marzo en República Dominicana

Luego de la proclamación de la independencia, el espíritu de los dominicanos se encontraba extasiado; con ansias de ver finalmente logrados, los objetivos de los movimientos independentistas que, por años, habían trabajado para liberarse del dominio haitiano.

Este sentir liberador, se hacía extensivo entre los miembros del nuevo gobierno y los jóvenes que habían sido reclutados para el ejército. De esta manera, nadie bajaba la guardia; puesto que, a la ciudad de Santiago habían llegado fuertes rumores, de la decisión del presidente haitiano, de retomar su dominio en el territorio dominicano.

Estos, estaban provistos de un enorme ejército; preparado y listo para dar la batalla. El escenario de esta contienda, fueron los fuertes conocidos con los nombres de: Dios, Patria y Libertad. A donde, los haitianos liderados por el general Pierrot, llegaron con la firme convicción de retomar su poderío.

Libertad sobre el dominio

A pesar de las diferencias estructurales y la ventaja de los haitianos, el ejército a cargo de José María Imbert y Achilles Michel; inició una brutal ofensiva en contra de los invasores. Los muertos no se hicieron esperar, principalmente, del lado haitiano.

Sin embargo, estos no se dieron por vencidos tan fácilmente y su contraataque, fue detenido por una fuerte y poderosa artillería, comandada por Fernando Valerio López. De esta manera, fueron utilizados todos los recursos disponibles de cañones y artillería pesada de los fuertes; finalmente, el ejército haitiano tuvo que retroceder.

Fallecidos y heridos

En una campaña de tal magnitud, como la de la Batalla del 30 de marzo, dio como resultado una enorme pérdida de vidas en el ejército haitiano. Debido a esto, su general tuvo que pedir tregua, para permitir a los soldados recoger los cuerpos, de más de 600 soldados que yacían en toda la sangrienta escena.

Sin embargo, del lado de los independentistas dominicanos, la historia fue completamente diferentes; el saldo final de muertos, fue cero y sólo tuvieron un soldado herido. En definitiva, la Batalla del 30 de marzo de 1844, significó una victoria extraordinaria para la Primera República Dominicana.

En conclusión, la Batalla del 30 de marzo, es uno de los hechos más importantes en la historia de la ciudad de Santiago y de toda la República Dominicana. Ya que, marcó un claro ejemplo de su tenacidad, valentía, esfuerzo y amor por la libertad, la independencia y la vida de todos sus habitantes.

¿Qué opinas de esta noticia?
Loading...